El médico Diego Venegas, ex viceministro de Salud, en entrevista exclusiva con Depolitika.pe, señaló que los pacientes con enfermedades de alta complejidad requieren de un fondo que garantice una cobertura única para el alto costo, así como el acceso efectivo y oportuno a servicios sanitarios de salud seguros y de calidad frente a las coberturas de salud fragmentadas y poco eficientes que hoy existen en el Perú.

El Fondo para el Tratamiento de Enfermedades de Alto Costo (FALCO) cumplirá esa función, siendo de aplicación al MINSA, SIS, ESSALUD, los Fondos de Aseguramiento en salud de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, así como los afiliados a cualquier IAFAS públicas y privadas a nivel nacional, que requieran tratamiento para una enfermedad de alto costo.

Al respecto es necesario precisar que se viene discutiendo en la comisión de salud del congreso el predictamen recaído en el Proyecto de Ley N°  7708-2020-CR que propone la Ley que crea el FALCO. De esta forma se lograría mejorar la eficiencia para tratamientos de alto costo en el Perú.

Venegas indicó también que la necesidad de generar mecanismos innovadores que resuelvan los problemas de salud de alta complejidad es de suma urgencia, pues hay un gran número de pacientes que no cuentan con la capacidad económica para solventar gastos de tratamiento.

El experto en Salud mencionó que “la segunda causa de muerte en el país es el cáncer, cada año se están diagnosticando más de 70 mil casos nuevos, de los cuales la mitad fallecen. Este es un número muy importante si lo comparamos con la pandemia (…) La inversión que hacemos es muy limitada, el gasto público en salud en nuestro país está alrededor de los 874 soles, y si nosotros miramos a Chile, ellos están invirtiendo casi 3 veces ese presupuesto y los países de la OCD (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) 8 veces ese presupuesto. Ahí nosotros tenemos una falencia”.

Las enfermedades de alta complejidad son un serio reto de salud en el Perú y requieren atención urgente y conjunta por parte de todos los actores del sector salud, pues de acuerdo con especialistas en la materia, las limitaciones en la cobertura financiera elevan el riesgo de caer en un gasto empobrecedor para las familias, lo cual debilita la sostenibilidad del financiamiento del sistema de salud en el mediano plazo.

Deja un comentario