Foto: Gestión.

Todavía hay que esperar. Las elecciones presidenciales y congresales se realizaron el pasado 11 de abril y, a pesar de tener los resultados al 100% con los candidatos presidenciales ya definidos para la segunda vuelta, aún se está a la espera de los resultados de las congresales, las cuales pueden definir el destino de la inscripción de algunas organizaciones políticas.

En promedio, aproximadamente 30 mil actas observadas a nivel nacional han sido enviadas a los Jurados Electorales Especiales, quienes tendrán la misión de resolverlas en el más corto tiempo posible y tener definidos a los 130 parlamentarios y a los partidos políticos que mantendrán su inscripción hasta el 2026.

La prioridad, según el presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Jorge Luis Salas Arenas, fueron las actas observadas referidas a las candidaturas presidenciales, para pasar a las congresales.

Pero, ¿cómo se llevará a cabo este procedimiento?

Un acta electoral es un documento que tiene todos los votos de los electores y la suma de estos en cada mesa de votación a nivel nacional. También se registran los hechos que se producen en cada mesa, desde su instalación hasta el cierre.

Durante su procedimiento en los centros de cómputo de las 94 ODPE, instituciones que dependen de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), se pueden detectar algunas observaciones que impiden que se continúe con el cómputo, las cuales son separadas y entregadas al Jurado Electoral Especial que corresponda.

La decisión que tome un JEE puede ser apelada ante el pleno del Jurado Nacional de Elecciones, quien debe resolver en última y definitiva instancia.

El JNE también establece otro procedimiento, el cual ocurre dentro del local de votación cuando los personeros de los partidos políticos, quienes están en la mesa de sufragio, cuestionan los votos y la identidad de los electores. Esto se llama impugnación contra la identidad del elector durante el sufragio o impugnación al voto durante el escrutinio.

En estos casos, la mesa resuelve en primera instancia y los personeros pueden apelar la decisión de la mesa. En este caso, se registra en el acta la presencia de votos impugnados. Al darse este caso, la cédula sin escrutar es colocada en un sobre especial para ser entregado al JEE correspondiente, quien tiene tres días hábiles para resolver en última y definitiva instancia.

Deja un comentario