Un durísimo revés para la izquierda hispana. La derrota de Pablo Iglesias, líder del partido de izquierda radical Podemos, y su anuncio de retiro de la política, ha generado una conmoción en todos los simpatizantes de esta tendencia política en el mundo y el Perú no es ajena a esta situación.

Con casi el 100% de las actas escrutadas, el Partido Popular (PP), liderado por Isabel Díaz Ayuso, se adjudicó 65 escaños dentro de la Asamblea de Madrid, dejando a la extrema izquierda de Podemos relegada a solo tener 10 representantes.

A raíz de estos resultados, Pablo Iglesias ofreció una conferencia de prensa donde anunció su retiro a la política, para dar paso a la “renovación de liderazgos”. “Cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse”, afirmó.

“Hemos fracasado, hemos estado muy lejos de armar una mayoría suficiente”, señaló Iglesias, al afirmar que se sintió como un “chivo expiatorio” que movilizó en su contra el voto de la derecha y la extrema derecha.

Pero, ¿quién es este personaje y qué relación tiene con el Perú?

El pasado 8 de noviembre de 2020, el líder izquierdista viajó a Bolivia para la investidura de Luis Arce y sostuvo algunas reuniones con algunos líderes de esta corriente en América Latina, entre ellos, la ex candidata presidencial de Juntos por el Perú, Verónika Mendoza, quien posteó dicho encuentro en su cuenta oficial de Facebook.

En dicho encuentro, Iglesias le expresó su apoyo a Mendoza con miras a la primera vuelta que se desarrolló el 11 de abril y, por aquel entonces, con muchas posibilidades de pasar a segunda vuelta con los números que arrojaban las encuestas en aquel momento.

El apoyo fue más allá de las palabras y las fotografías, porque según el portal “La Gaceta” de España, Mendoza también fue favorecida con el asesoramiento en su campaña de Laura Arroyo, quien se desempeña como secretaria de análisis político y discurso del partido Podemos, y quien también le habría dado una mano en la campaña del año 2016, donde quedó en tercer lugar.

La comunicadora, según el medio de comunicación, habría sido el nexo entre ambos para cerrar una alianza durante el evento en la ciudad de La Paz, quien le brindó a Mendoza el entrenamiento para los debates, los cambios de look, y todos los consejos para darle un aire más maduro e inofensivo para posicionar su mensaje más de centro y mostrándose en Lima como una socialdemócrata y no una revolucionaria.

Pese a que ambos sufrieron un duro revés, Verónika Mendoza salió a brindarle su apoyo al candidato de extrema izquierda de Perú Libre, Pedro Castillo, quien afronta la segunda vuelta electoral contra la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

En el compromiso que Castillo y Mendoza firmaron, el profesor proveniente de la ciudad de Chota, en Cajamarca, se comprometió a respetar su periodo electoral y a mejorar las instituciones autónomas como la Defensoría del Pueblo o el Tribunal Constitucional, sin dejar de lado la iniciativa de un cambio de Constitución, vía referéndum.

Sin embargo, durante los últimos días, se ha visto a un Pedro Castillo más moderado, dejando de lado la doctrina del fundador de su partido, Vladimir Cerrón, y tratando de acercarse más a una postura socialdemócrata, como sucedió con Verónika Mendoza en primera vuelta. ¿También Pablo Iglesias le habrá prestado los servicios de Laura Arroyo a Pedro Castillo?

Deja un comentario