Foto: Gestión.

Continúa el nerviosismo y la incertidumbre. Los resultados de las Elecciones Generales 2021 del pasado 11 de abril, donde Pedro Castillo y Keiko Fujimori quedaron para la contienda final, y los resultados de las últimas encuestas, donde Perú Libre se impone a Fuerza Popular, han generado mucha preocupación en el empresariado.

Y es que, según un sondeo realizado por SAE de Apoyo Consultoría, hecho a 300 empresas suscritas, la confianza se ha deteriorado, pasando de 3 puntos que tenían en el mes de febrero a -27 puntos en abril.

En cinco años, este es el peor resultado, teniendo en cuenta que el peor fue de -68 y fue reportado durante el segundo trimestre del año 2020, con el inicio de la pandemia del COVID-19.

En esa línea, un 75% de ejecutivos afirma que sus empresas optan por aplazar algunas decisiones de inversión a corto plazo en nuestro país, mientras que un 4% decidió suspender sus decisiones de inversión de manera. Un 37% afirma que, probablemente, posterguen sus inversiones hasta después de la segunda vuelta electoral.

El informe detalla que las empresas se encuentran preocupadas ante una posible victoria de Pedro Castillo, quien plantea un modelo económico total y una serie de reformas que están escritas en su plan de gobierno.

“La aplicación de estas posibles reformas en un eventual gobierno de Castillo implicaría cambios drásticos de carácter constitucional. El 85% de los ejecutivos asignó una probabilidad alta o muy alta a que el rol empresarial del Estado se incrementaría significativamente, mientras que el 79% señala una probabilidad similar de que se vulneraría la autonomía del BCR para financiar mayor gasto público”, detalla el sondeo.

Además, seis de cada 10 ejecutivos afirman que es bastante factible que, en un posible gobierno de Perú Libre, se estaticen o nacionalicen empresas dedicadas al rubro minero, energético o de infraestructura, tal como se aprecia en el plan de gobierno de Pedro Castillo.

“La incertidumbre electoral ya genera un impacto significativo en las decisiones empresariales. Desafortunadamente, independientemente de los resultados finales, esto retrasará aún más el proceso de recuperación económica de empresas y familias peruanas, fuertemente afectadas por la pandemia”, finaliza el informe.

Deja un comentario