El cuento de las vacunas contra el Covid-19 parece tener varios capítulos. Esta mañana, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, anunció que para el 28 de julio, 4.6 millones de personas serán vacunadas contra el coronavirus.

En conversación con RPP, Ugarte detalló que antes que termine su gestión, este número podría llegar hasta los 9 o 10 millones de ciudadanos, pero que dependerá de la firma de nuevos acuerdos con laboratorios.

“Lo que podemos garantizar es vacunar 4.650.000 personas, entre las que están todos los adultos mayores, antes de que finalice el Gobierno. Si llegan las nuevas vacunas que estamos negociando se puede ampliar a 9 o 10 millones. Capacidad de vacunación tenemos, contamos con brigadas capacitadas. Con esta nueva estrategia se integrará a las brigadas de todos los sistemas de salud”, aseveró a RPP.

Según el titular en Salud, la meta podrá cumplirse gracias a que el laboratorio Pfizer viene cumpliendo con la entrega de dosis acordadas. Lo que significa, la llegada de 200.000 dosis por semana en abril. Ya en mayo, comentó,  serán 450.000 dosis.

Sin embargo, los pequeños pasos que da el Gobierno en torno a la vacunación se siguen viendo opacados por el retraso en la llegada de los lotes de las vacunas de Sinopharm y Sputnik V.

“Sinopharm tenían que enviar información para poder completar su llegada, en eso se han retrasado. No se ha aprobado el registro en ese caso. Pero la vacuna de Gamaleya, que es representado por el fondo de inversión ruso, está dando información completa y ha pedido que Cenares sea el que los represente”, manifestó Ugarte.

Aunque el canto de la vacunación suena bien, aún no se ha entendido la letra de la melodía que se distorsiona con la falta de gestión gubernamental en plena pandemia.

Deja un comentario