Indignado. A través de una conferencia de prensa, el ministro de salud, Óscar Ugarte, condenó la posible vacunación irregular de más de 100 personas realizada en la región de Ucayali, de tal manera que solicitó que se siga investigando y se aplique todo el peso de la ley en caso se confirmen los delitos a cada responsable.

Me parece muy bien que la Contraloría haga el seguimiento y señale responsabilidades, y si lo determinan, que apliquen las autoridades que correspondan, todo el peso de la ley para decirlo, es decir, sanciones que ameritan casos de este tipo”, dijo.

Asimismo, indicó que, dada la gravedad del caso, los involucrados podrían ser separados de sus cargos de manera definitiva: “sin duda, se valora y se decida la máxima sanción en el plano administrativo; la separación, que puede ser por un plazo determinado o definitivamente, pero aparte está la investigación de la Fiscalía, porque también hay responsabilidades que tienen que ser evaluadas en el ámbito penal”, agregó.

Contraloría reveló presunta inmunización irregular

Como se sabe, a través de un informe expuesto por la CGR, se detectó que durante la primera fase de vacunación de personal de salud con las dosis de Sinopharm, 110 personas fueron inmunizadas de manera presuntamente irregular, y al menos 48 de ellas no tenían relación laboral con los establecimientos de salud establecidos para la campaña en Ucayali.

Según el informe, las posibles vacunaciones se detectaron en cuatro establecimientos de salud: el hospital Amazónico de Yarinacocha de Pucallpa, el centro de salud Atalaya, el hospital II EsSalud de Pucallpa y finalmente el hospital regional de Pucallpa, en donde más de 31 personas recibieron la dosis de Sinopharm.

¡Participa del debate! Deja tu comentario

Por favor, ingrese su comentario
Please enter your name here