Otro decepcionante hecho se dio a conocer en Iquitos, luego que se confirmara que sesenta y seis personas fueron vacunadas con la dosis de Pfizer destinadas a adultos mayores de 80 años, según la información que dio el gobernador regional Elisbán Ochoa Sosa.

Según el comunicado revelado la noche del martes en sus redes sociales, el Gobierno Regional de Loreto exhibió la lista de las 64 personas que fueron favorecidas con la primera dosis de la vacuna de Pfizer. Además, anunció el inicio de un proceso administrativo contra los responsables de la vacunación en la región.

Por otro lado, Carlos Calampa, director de la Diresa de Loreto, negó categóricamente haber sido responsable de la inoculación a personas que estaban fuera del padrón. Asimismo, acusó a la enfermera Clara Bustamante Peso, directora de Promoción de Salud de la Diresa: “lamentablemente sorprendió al personal […] nosotros no hemos tenido ninguna orden, ni decisión para vacunar a esas personas“, dijo.

Minsa anuncia acciones penales contra funcionarios

Esta mañana, el Ministerio de Salud expresó por medio de un comunicado un “profundo rechazo” respecto al último acontecimiento sobre ‘vacunagate’ en Iquitos y aclaró que tomará acciones legales al respecto.

La acción de la aplicación de las vacunas contra el COVID-19 están a cargo del Gobierno Regional y de su Dirección Regional de Salud, en el marco del proceso de descentralización vigente”, indicó.

Autorizar al procurador del Minsa a iniciar las acciones penales correspondientes con la finalidad de salvaguardar el cumplimiento de Plan de vacunación y la prioridad actual en los adultos mayores”, concluyó.

Deja un comentario