En estos tiempos en que todos pensamos en ahorrar hasta el más mínimo céntimo, no es posible que existan ciertos empleados bancarios que no se tomen un minuto de su tiempo para razonar con criterio y poder informar adecuadamente al usuario del servicio, sin importarles que su información genere un sobre costo totalmente innecesario.

Para muestra un botón: Dos herederos se presentan a una conocida institución bancaria para retirar la CTS del pariente fallecido, con la sucesión intestada en mano, debidamente inscrita en Registros Públicos. Pensaron ilusamente que el trámite era muy sencillo pues portaban el documento que los acreditaba como únicos herederos. Pero, muy por el contrario, el empleado bancario que los atendió se negó a entregar el dinero e informó que debían presentar  la “Resolución judicial sobre partición de herencia y resolución que la declara consentida; o sea, en buen romance, debían iniciar un proceso judicial de división y partición que, en nuestro país como todos sabemos, demora más o menos 2 años y que, seguramente el costo que les generaría, superaría el monto a reclamar por la CTS.

Dicho empleado bancario, al parecer, solo optó por repetir cual loro, lo que decía su manual, sin pensar en lo irracional de dicho requerimiento. Este documento por lógica, solo se solicita cuando existe un conflicto entre herederos  pero, al estar ambos herederos presentes, era clara la inexistencia de tal conflicto y bien podría el Banco, sin temor alguno, haber entregado el 100% de la CTS. Solo bastaba requerir un cargo firmado por ambos herederos que acreditara haber recibido el 100% del dinero. Con ello, el Banco estaría libre de cualquier responsabilidad.

Esta situación evidencia una clara y preocupante deficiencia en la capacitación de algunos empleados bancarios. Por ello, se hace inminente una adecuada estrategia por parte de los altos funcionarios de las instituciones bancarias pues esto no solo conlleva  al perjuicio en el bolsillo de los usuarios sino que deja en las personas una idea (ya no sabemos si errónea o acertada) de que puede existir un deseo dilatorio traducido en estas obstaculizaciones para que  los fondos de las personas permanezcan el mayor tiempo posible en los Bancos. Por tanto….a capacitarse y a actuar con un debido criterio!

Compartir
Artículo anteriorLos bonos, quienes lo necesitan no lo reciben
Artículo siguienteDe Politika y mucho más con Karla Poggi: La educación en el Perú
Abogada por la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Lima. Estudios de Maestría en Derecho Civil con Mención en Familia por la Universidad Femenina del Sagrado Corazón. Ocupó cargos directivos en la Facultad de Derecho de la UNIFE (Jefa del Departamento de Ciencias Jurídicas y Directora del Programa de Derecho). Conciliadora Extrajudicial con mención en Familia con título expedido por el Ministerio de Justicia. Profesora de Derecho Societario y Fundamentos de la Familia en la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina. Directora de Talento y Cultura Organizacional de TYTL Abogados.

Deja un comentario