Julio Guzmán Cáceres presentó ayer a los candidatos al Congreso por Lima del Partido Morado. En su discurso, el economista ha repetido, como en otras innumerables ocasiones, que su agrupación apunta acabar con los dinosaurios de la política y, por eso, lleva a gente decente al Parlamento. Sin embargo, tal parece que su afirmación no es del todo cierta. DePolítika reviso la lista de Lima y las regiones de los morados. Nos encontramos con sorpresas. Hay varios postulantes que están siendo investigados por la justicia, han sido sentenciados por no pasar pensión de alimentos, por cometer los delitos de estafa; así como denunciados por delitos contra la administración pública y por inconducta funcional, por acoso sexual, bullying a menores de edad, inhabilitados por el Estado, violencia familiar y, finalmente, por robo agravado.

Por Lima, Guzmán colocó a Flor Pablo Medina en el número 3. En noviembre del año pasado, el fiscal anticorrupción Néstor Rivera formalizó una acusación penal contra la exministra de Educación y también aspirante a la primera vicepresidencia de los morados. A ella se le imputa haber cometido el presunto delito de negociación incompatible por el caso de supuestos ilícitos en la suscripción y ejecución de un contrato de transporte de módulos de ciencia y ambiente que no se entregaron en los plazos establecidos a alumnos de primer y segundo grado de primaria durante su gestión en el Minedu. La acusación fiscal señala que Pablo Medina habría estado interesada en beneficiar al Consorcio Lucar-Alcarraz, que integraron las empresas Lucar Comercializadora SAC y Vidal Alcarraz Rivera. Esto, a la larga, causó un perjuicio de S/4 millones al Estado por el tiempo de almacenaje.

En la casilla 12 está Marco Antonio Zevallos. Actualmente, el equipo especial del Caso Lava Jato investiga al también personero legal del Partido Morado en el marco del caso de los aportes de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS para la campaña por el no a la revocatoria de la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, en el 2013 y su campaña de reelección en 2014. Según la tesis fiscal, Zevallos habría sido la persona que entregó información falsa al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) sobre ingresos y egresos sobre las actividades proselitistas a favor de su ex jefa debido a que fue regidor por su partido Fuerza Social y gerente de Ambiente. En varias ocasiones ha dicho que no está involucrado en este tema. “No tuve ninguna injerencia en el manejo económico de la campaña”, dijo en una presentación ante la Comisión Lava Jato del Congreso en 2017.

Jorge Luis Yrivarren se ubica en el puesto 28 de la lista morada. En 2014 fue denunciado por haber cometido los presuntos delitos contra la administración pública y por inconducta funcional debido a que, en su calidad de jefe del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), permitió que más de 20 mil ciudadanos que no residen en el distrito de Jesús María hayan sufragado en dicha jurisdicción en los comicios municipales de ese año. Pero este hecho no era aislado. Dos años antes, en 2012, también fue denunciado por presuntamente no haber validado una serie de firmas que apoyaban la revocatoria de la exalcaldesa Susana Villarán. 

REGIONES CON ANTICUCHOS

Lo dramático y desolador viene después de Lima. En Amazonas tienen como cabeza de lista a Segundo Guevara Aranda. Abogado de profesión, pesa sobre él varias sentencias de carácter laboral, contractual e incumplimiento de obligaciones alimentarias. Por Ancash, lidera la nómina el exmagistrado Edgardo Amez Herrera, quien se desempeñaba como juez superior de la Segunda Sala Penal de la Corte de Justicia. En 2016, el desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) lo destituyo de su cargo porque votó a favor de la liberación de un mayor de la Policía Nacional que había sido arrestado por solicitar sobornos a un investigado por lavado de activos. La sanción que le impusieron en la inhabilitación para ejercer cargos públicos hasta setiembre de este año. 

En la misma región también tienen como postulante a Keilit Nolasco Acosta. Antes de pertenecer a los morados, ella fue parte del movimiento Cuenta Conmigo, cuyo líder fue el encarcelado por corrupción César Álvarez Aguilar. De hecho, Nolasco habría sido parte del círculo cercano del exgobernador regional. Otro aspirante morado por Ancash es Víctor Olortegui, quien en el 2012 fue denunciado por Miriam Pazos Albán de realizar un sistemático hostigamiento contra tres menores de edad en el Colegio de la Policía en Nuevo Chimbote.

En Apurímac tiene como postulante a Frinet Montoya Tarco. En diciembre pasado, efectivos policiales de la comisaria de Andahuaylas la capturaron luego de haber participado de un robo en una conocida tienda de celulares. Las cámaras de seguridad del establecimiento captaron el preciso momento en que Montoya cometía el delito. Inmediatamente, las autoridades iniciaron un operativo y la capturaron. El Ministerio Público inició una investigación en su contra. 

En Ayacucho, encabeza la lista Justo Rodríguez Vera. Si bien no tienen ninguna sentencia en su haber, este excandidato al Congreso por Fuerza 2011 tuvo suerte al desaparecerse misteriosamente del Juzgado Mixto de Parinacochas tres nutridos tomos de dictámenes fiscales acusatorios por enriquecimiento ilícito y por peculado y malversación de fondos en casos como el puente Huaccramayo y el aprovisionamiento de víveres del programa del Vaso de Leche, cedido arbitrariamente a su tía Flor Vera.

En tanto, por Huancavelica, está Juan Quichca que tiene varias sentencias por temas contractuales e incumplimiento de obligaciones alimentarias. Por Junín postula Gianino Márquez Álvarez. Él tiene una sentencia por incumplimiento de pensión alimentaria. En La Libertad tienen como cabeza de lista a Juan Jara Sánchez. En setiembre de 2017 fue intervenido por la policía porque provocó un grave accidente de transito entre una motocicleta roja marca Hero, que era conducida por una persona natural de Cajamarca, y un Volkswagen negro. Según el acta de intervención policial, este personaje no portaba licencia de conducir y tampoco SOAT. Por esa razón fue puesto a disposición de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo por motivo de seguridad pública y peligro común por la presunta conducción en estado de ebriedad.

En Lambayeque, los morados tienen como candidato a Luis Lozano Zelada. Sobre él pesa condenas por los delitos de injuria e incumplimiento de pensión alimenticia. Sin embargo, lo más grave contra Lozano es que el año pasado fue denunciado por practicantes de la carrera de Estomatología de las universidades Señor de Sipán, San Martín de Porres y Santo Toribio de Mogrovejo por presuntamente haber acosado sexualmente a una alumna. Los universitarios indicaron que la víctima de iniciales C.C.B.D., desde que inició sus prácticas profesionales, sufrió palabras y gestos obscenos de carácter sexual de este individuo. 

En Lima Provincias también hay varios cuestionados. Percy Briceño encabeza la lista de los morados por esta región. Sobre él hay una sentencia de prisión suspendida por incumplir de obligaciones alimentarias. Quienes le siguen son Vidal Apari y Janet Gómez. El primero tiene dos sentencias por incumplimiento de obligaciones alimentarias, mientras la segunda por una deuda con el Banco de Crédito. 

En Moquegua, Soledad Sánchez Cueva postula por los morados. Ella tuvo el cargo de promotora del Centro de Emergencia de la Mujer, donde se administra el Programa Nacional para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar – Aurora. De acuerdo con el registro de Servir, la candidata está inhabilitada para ser funcionaria o servidora pública hasta julio de 2025 porque fue sancionada no justificar 21 faltas. Por esa misma región también postula Pedro Noguera Prado, quien fue sentenciado, por el Segundo Juzgado Penal de Cusco, a cuatro años de prisión suspendida por el delito de estafa en 1997. 

En Pasco postula Jonás Angulo. Sobre él hay una sentencia por violencia familiar. Lo paradójico de su caso es que este personaje fue retirado por los morados en las pasadas elecciones complementarias al Parlamento. Pero, como ven, ha vuelto al ruedo al estar en la casilla 4 por esta región. En Tumbes proponen a Carlos Deza Navarrete, quien tiene una sentencia por pensión alimentaria. Como se ve, los morados también llevan a candidatos con antecedentes nada buenos. 

Deja un comentario