Contrario a las especulaciones, Mesías Guevara no renunció como gobernador regional de Cajamarca para tentar la posibilidad de una precandidatura presidencial de Acción Popular. Guevara es aún el presidente de un partido que se encuentra hondamente dividido.

Raúl Diez Canseco confirmó su intención de someterse a las elecciones internas y Alfredo Barnechea, que guarda pertinaz silencio sobre su futuro electoral, era considerado uno de sus principales opositores. Pero esta pugna de la centro derecha populista tiene en el ex congresista Víctor Andrés García Belaunde a su ganador aparente. Vitocho emerge como la apuesta por la unificación del partido ante la intención del puneño Yonhy Lescano, más a la zurda, de hacerse con la carta presidencial del partido fundado por Fernando Belaunde Terry.

Queda claro que el sector tradicional de AP sabe que corre el riesgo de perder las riendas del partido si corre dividido en las internas.

Deja un comentario