El Carnet de Roque

0
Roque Benavides

Corran a inscribirse. Hoy se dio a conocer que el empresario minero Roque Benavides ya es oficialmente parte del APRA. Su simpatía por el partido y la influencia de su tío Víctor Raúl Haya de la Torre nunca ha estado oculta. Al fin y al cabo, la del apristón es una condición tan antigua como la del aprista. Pero el bautismo del carnet se produce apenas ocho días antes del término del nuevo plazo legal para que quienes busquen ser candidatos por alguna agrupación en el 2021 formalicen su filiación. Por cierto, el hombre de Buenaventura y ex presidente de CONFIEP  respondió hace algunos días en el programa Cara a Cara que conduzco en TV Perú que no pensaba ser candidato.

En la próxima semana vendrán más inscripciones con sus consecuentes salidas políticas del clóset. Es una de las consecuencias previsiblemente saludables de la reforma política que se precipitó a partir del conflicto entre el presidente Martín Vizcarra y el Congreso disuelto. Hace tiempo que la política nacional se convirtió en una liguilla en la que pases e inscripciones son meros trámites en la lucha personalista e informal por el poder. Anoche, en el programa que menciono líneas más arriba, Juan de la Puente se refirió a la emergencia del candidato peruano ya no independiente, sino ultra independiente. El congresista ni siquiera responde a su bancada, menos a su dirigencia partidaria. El actual presidente de la República llegó como invitado a una agrupación bautizada con las siglas de su líder, quien se convertiría en renunciado e investigado ex presidente. Martín Vizcarra terminó con ese grupo político en la orilla opositora.

Un mínimo de previsibilidad con respecto a las candidaturas es una buena noticia. Se supone que en el Perú tiene más posibilidades de ganar quien se queda callado durante todo el quinquenio y se tira a la piscina cuando menos falte para las elecciones. Y si es gallo de tapada en las encuestas, tanto mejor. Eso termina en políticos expectantes que son también recipientes políticos por llenar, como el bien posicionado alcalde de La Victoria que todavía está por pasar por su propio ritual de la inscripción. Y en un país desierto de líderes.

Uno de los capítulos finales de esa reforma se escribió antes de la fracasada votación de la vacancia presidencial del pasado viernes 18, que tuvo su peculiar preludio en la aprobación de la modificación de la ley de financiamiento de partidos para perfeccionar las sanciones a los partidos que infrinjan las disposiciones de la ONPE en materias de transparencia. El articulado final no contempla la cancelación de la inscripción pero al menos sí la suspensión de las organizaciones en tanto no subsanen tales infracciones.

El control del financiamiento -que incluye el necesario financiamiento público- va más allá del ingreso de dinero negro proveniente del narcotráfico u otra actividad ilegal. La venta de cupos preferenciales en las listas parlamentarias es uno de los secretos peor guardados de la política local. Lo público como negocio comienza con las campañas de partidos-franquicias que en muchos casos son combis con choferes-cobradores. Esta oferta se encuentra con la demanda de precandidatos apurados por subirse a la campaña, en oposición a los políticos que corren toda una carrera. Al menos hoy el millonario Roque ya tiene que estampar su firma para inscribirse en un partido siete meses antes de las elecciones y someterse previamente a  elecciones internas.

¡Participa del debate! Deja tu comentario

Por favor, ingrese su comentario
Please enter your name here