Foto: Andina.

El defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, aseguró que el Tribunal Constitucional sí debe admitir la demanda competencial presentada por el presidente de la Comisión Permanente del Congreso, Pedro Olaechea, porque el TC tiene el encargo de resguardar la sujeción del ejercicio del poder estatal a los parámetros de la Constitución.

Indicó que este organismo debe tener en cuenta el principio de la función integradora, con el objetivo de pacificar y ordenar las relaciones entre los poderes del Estado. Agregó que el Tribunal Constitucional tiene que encontrar una solución constitucional a temas pendientes por resolver, como los límites de los decretos de urgencia y las competencias de la Comisión Permanente.

Gutiérrez Camacho recordó que, en los últimos tres años, existió conflicto entre estos dos poderes del Estado porque ambos no han entendido el rol constitucional que les fue encomendado por el voto popular.

“Por el contrario, se han estacionado en una disputa por derrotar totalmente al otro. El fracaso de la política radica en emplear el poder público de espaldas a las legítimas demandas y necesidades de la ciudadanía”, manifestó.

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo consideró que no es posible que el Congreso haga ineficiente la cuestión de confianza, otorgándola formalmente, pero, en la práctica, desnaturalizándola. Por otra parte, remarcó que tampoco se puede asumir una negación fáctica de la confianza porque abre un amplio espacio de discrecionalidad que lindaría con la arbitrariedad en el ejercicio de la facultad que tiene el presidente de la República para disolver el Parlamento.

¡Participa del debate! Deja tu comentario

Por favor, ingrese su comentario
Please enter your name here