Este martes 25 de abril, el Contralor Edgar Alarcón advirtió nuevamente de serios riesgos en la ejecución de cinco megaproyectos en los cuales hacen un seguimiento exhaustivo de gestión, a través de controles simultáneos. Estos son Juegos Panamericanos, Línea 2 del Metro, Refinería de Talara, IIRSA Sur y Gasoducto del Sur.

A dos meses de su último informe, Contraloría señala nuevas observaciones que se suman a los riesgos detectados el pasado mes de febrero.

Juegos Panamericanos

Se advierte demora en las negociaciones de los contratos de Estado a Estado referidos a los proyectos de infraestructura deportiva, lo que retrasa el inicio de las obras principales y reduce los plazos de ejecución.

Se alerta también que el convenio suscrito con el Ejército (para realizar el movimiento de tierras de Villa Panamericana, por más de 11 millones de soles) no contempla disposiciones sobre el manejo de fondos ni controles respectivos para la adecuada ejecución de los trabajos. Existen errores en la definición del cronograma de ejecución de trabajos, los cuales están paralizados al momento.

Se informa que de las tres observaciones realizadas en febrero pasado, solo superan uno y se mantienen dos sin resolver, referidos al no cumplimiento de plazos establecidos en el Plan Maestro para la ejecución de obras y overlay. Asimismo, se indican retrasos en la entrega de estudios de preinversión y estudios definitivos por los que se pagó 16 millones de soles.

Línea 2 del Metro

Se alerta que el proyecto solo presenta un avance de 15,71%, cuando debería estar en 41,85%, de acuerdo al cronograma reprogramado de ejecución de inversiones obligatorias,

Se detecta escasa respuesta del concedente y del regulador para atender oportunamente los registros del concesionario en el libro de obra.

Se mantienen los riesgos respecto a la demora de entrega de áreas de concesión de los estudios definitivos de ingeniería y de las áreas correspondientes al Patio Taller. Estas observaciones fueron informadas el pasado febrero y  ya cumplieron plazo de entrega, por lo que esta situación genera retrasos en el inicio de las obras.

Refinería de Talara

Se advierte que el presupuesto total del proyecto, entre estudios de factibilidad (2008) y ejecución a marzo de 2017, se incrementó de US$ 1,335 millones a US$ 4,155 millones, sin que se hayan producido variaciones significativas en cuanto al alcance del proyecto y la calidad de los productos finales.

Se viene negociando con la contratista “Técnicas Reunidas” la ejecución de las unidades auxiliares en base a US$ 815 millones, sin considerar el costo de referencia de US$ 649 millones estimado por Petroperú.  A esto se suma que la situación financiera del proyecto (falta de cierre financiero) no permite que Petroperú cumpla con los pagos al contratista, y se identifican atrasos en el montaje de la tubería a cargo de “Técnicas Reunidas”. Se corre el riesgo de que el proyecto no se concluya en el tiempo previsto y que se generen mayores costos para la entidad.

IIRSA Sur

En la Carretera Interoceánica Sur-IIRSA Sur se detecta un incremento de 258% en relación a la inversión inicial estimada, pasando de US$ 1,161 millones a US$ 4,158 millones. Contraloría precisó que en relación al mes de enero existe un incremento de 1%, equivalente a S/ 16,7 millones.

Gasoducto Sur Peruano

Se informa que la etapa de inversión se encuentra paralizada desde el 24 de enero de 2017, debido a la terminación de la concesión ante el incumplimiento del cierre financiero por parte del Consorcio GSP. Se recordó que se encargó a ProInversión la licitación y estudios requeridos del proyecto “Sistema Integrado de Transporte de Gas-Zona Sur del País”.

El Contralor afirmó que mientras el Consorcio GSP mantenga la posesión de los bienes de la concesión, existe riesgo de incremento de costos no definidos ni controlados por la custodia de dichos bienes.

Aquí la presentación en PPT del informe de la Contraloría:

Deja un comentario