Luego de juramentar como presidente del Perú, Francisco Sagasti inició su mensaje a la nación con un minuto de silencio en homenaje a todos los jóvenes que resultaron afectados por las manifestaciones. Desde el balcón observaban emocionados los padres de Inti Sotelo Camargo y Jack Bryan Pintado Sánchez.

DePolitika se comunicó con algunos familiares de las víctimas, que contaron algunos episodios que pasaron hasta dar con sus hijos y en qué situación se encuentran actualmente.

Jean Franco Cabrera Cano, futuro Marketero

Con tan solo 24 años ha quedado con la cara desfigurada luego de recibir el impacto de una bomba lacrimógena en el rostro el pasado jueves 12. Su hermano Jean Pool recuerda que Jean Franco salió de su casa alrededor de las 5:00 p.m. rumbo a la marcha. “Nos dijo que iba a ir porque le parece injusto lo que estaba pasando en el país y convencido por sus ideas se fue con sus 3 amigos”, dice.

Jean Franco se encontraba en la avenida Abancay con Nicolás de Piérola cuando fue reprimido por los policías. “Cuando empezaron a tirar las bombas lacrimógenas ellos estaban muy cerca. Los policías los estuvieron mirando, sacaron sus armas y empezaron a disparar al cuerpo y la cara. Y cuando recibe este impacto pierde el conocimiento y cae al piso”, explica.

Fue auxiliado por sus amigos, que lo llevaron al Hospital Dos de Mayo, donde permaneció hasta las 5:30 a.m. “Ahora no puede hablar y tiene puntos en el labio con una herida de 10 centímetros, al igual que en la frente y la nariz que se la fracturaron y desviaron el tabique”. Se quedó sin tres dientes, no puede masticar y todo lo come con sorbete.

“Está más callado, deprimido, antes era elocuente, gracioso, era un chico normal”, lamenta su hermano. Antes de la marcha, Jean Franco, se encontraba buscando trabajo y pensaba estudiar marketing. Ahora solo buscan ayudarlo emocional y físicamente.

Jean Franco Cabrera Cano, evita ver televisión o imágenes que le recuerden el enfrentamiento que vivió.

Desactivador de bombas herido

Alberth Yosemir Ñahui Pérez tiene 22 años y se encontraba desactivando bombas lacrimógenas en las manifestaciones él día sábado por la noche. Actualmente se encuentra internado en UCI del Hospital Guillermo Almenara, con un cuadro de traumatismo encéfalocraneano severo, fractura de cráneo, y herida en la región frontal cerca del ojo izquierdo. “Primero lo llevaron al hospital Grau y luego al hospital Almenara”, narra su tía Yolanda duran. “Entró a cirugía alrededor de las 12 p.m. Me dijeron que tenía el cráneo destruido, desprendimiento de la vista, la cara fracturada y las esquirlas afectaron la masa encefálica. Le debieron sacar hematomas de la cabeza en una operación de cuatro horas”.

Alberth Ñahui, vive solo con sus abuelos y tía en Lima. Su madre llegó de provincia tras enterarse de lo sucedido.

Alberth se encontraba estudiando en el CEPRE de la Universidad Federico Villarreal donde pensaba estudiar Sociología. También perteneció a La Marina por dos años y luego intentó postular a la escuela de oficiales sin éxito.

Según la Defensoría del Pueblo, se reportó el fin de semana medio centenar de jóvenes presuntamente desaparecidos. La lista se redujo a 10 y entre ellos se encontraba Luis Fernando Araujo Enríquez, que apareció luego de 72 horas y denunció haber sido maltratado y secuestrado por agentes del Grupo Terna.

Deja un comentario