El impacto de la pandemia en la educación escolar está por verse.

El exministro de Educación, Daniel Alfaro, señala que habría 200 mil niños y niñas adolescentes que podrían estar fuera del sistema a causa de la pandemia y esto debido a dos condiciones.

La primera es la supuesta deserción escolar, cuyo término mismo cuestiona. “La deserción viene de un acto voluntario y eso no está sucediendo ahora. Lo que está pasando es que los alumnos no están continuando sus estudios por condiciones ajenas a su propia voluntad”, refiere en una entrevista.

En segundo lugar está el tema del aprendizaje y cómo se desarrolla. “Creo que el esfuerzo de ‘Aprendo en Casa’ es loable, pero no reemplaza la calidad educativa que uno pueda recibir y estos son los factores que llevan a que tengamos el espíritu de tratar de regresar con flexibilidad y responsabilidad”, señala Alfaro.

La última encuesta de Ipsos revela que el 59% de las personas creen que los escolares deben de volver a clases presencialmente, mientras que, el 28% no mandaría a sus hijos de vuelta a clases. Pero el retorno a clases presenciales parcialmente estaría en marcha y será solo en aquellas zonas donde el riesgo de contagio se haya reducido.

De iniciarse estas clases semipresenciales, uno de los retos importante que mencionó el exministro de Educación con relación a la migración de alumnos a colegios públicos es encontrar estrategias para recibir a más alumnos. “Lo presencial puede ser una herramienta que apoye a que este conocimiento llegue a más personas pero no basta con ello. Necesariamente tiene que reforzarse el sistema a través de los docentes para que en clases más reducidas puedan atender a más grupos e impartir las competencias que sean las adecuadas para los diferentes grupos poblacionales que tienen a su cargo”.

Añade el concepto de aulas invertidas, según el cual no tiene sentido que, en los días que los niños vayan a clase, el profesor “explique conceptos generales que se pueden aprender a partir de un curso online. Es más efectivo que ayude a entender esos conocimientos en las clases presenciales”.

Pero hay quienes ya discuten si se debe o no volver a las clases presenciales el próximo año. Otros se adelantan con todo. El parlamentario Paul García Oviedo de Acción Popular, presentó un proyecto de ley para que las clases presenciales no se lleven a cabo.

Deja un comentario