TC rechazó por 5 votos a dos demandas sobre la materia, presentada por más de cinco mil ciudadanos.

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) confirmó que la circulación de motocicletas por vías expresas del Sistema Vial Metropolitano de Lima (SVML) es restringida, como estableció en diciembre de 2016, la ordenanza 2015-MML.

El colegiado declaró infundada la demanda de inconstitucionalidad, que pretendía expulsar del ordenamiento legal la citada norma, por cinco votos a dos. Solo los magistrados José Luis Sardón (ponente) y Carlos Ramos se pronunciaron a favor de declararla fundada.

Por infundada votaron Marianella Ledesma, Augusto Ferrero, Manuel Miranda, Ernesto Blume y Eloy Espinosa Saldaña.

Los demandantes sostenían que la ordenanza era  inconstitucional por la forma y el fondo, al restringir el tránsito de las personas que conducen vehículos de dos o tres ruedas por vías expresas del SVML.

Sin embargo, en sus votos singulares los magistrados Ledesma, Ferrero, Miranda, Blume y Espinosa Saldaña, vapulearon los argumentos de la demanda y la ponencia que recomendaba declararla fundada.

Por ejemplo, la presidenta del TC consideró que la finalidad de la ordenanza 2015 MML, es proteger la salud de los motociclistas que usan las vías expresas limeñas. Sostuvo que existe información empírica de que la fatalidad en motos es mayor en comparación con otros vehículos, así como que los siniestros en estos vehículos ocupan porcentualmente el segundo lugar en Lima y en el país.

En cuanto a la proporcionalidad de la medida de circulación de motos lineales, existe suficiente información que justifica la restricción contenida en la ordenanza y, por ende, es constitucional, concluye.

Por su parte, Augusto Ferrero afirma que el sustento de la ordenanza para justificar la restricción es razonable, y que no es tarea del TC decir que no basta con la información presentada. “Somos un organismo jurídico de control de la Constitución, no especialistas con capacidad de calificar como escasa la información técnica aportada por la parte demandada”.

A juicio de Ernesto Blume, la ordenanza municipal fue expedida por la Municipalidad de Lima en el ejercicio de su autonomía política y de sus  competencias en materia de tránsito.

Finalmente, Espinosa Saldaña, opinó que la restricción debe ser interpretada en el sentido de que resulta aplicable únicamente a las vías respecto de las cuales la Municipalidad Metropolitana de Lima tiene competencia y no respecto de las vías que forman parte de la Red Vial Nacional, donde el Ministerio de Transportes y Comunicaciones ejerce su competencia, independientemente de su calificación como vía expresa.

Deja un comentario