Foto: Inforegion.pe

El presidente Martín Vizcarra en su mensaje a la Nación: “Otro tema prioritario para nuestra gestión es la lucha contra la anemia infantil. Durante la cuarentena hemos seguido con el monitoreo y ya se reiniciaron las visitas domiciliarias a miles de niños menores de 36 meses para prevenir y tratar la anemia. Esta estrategia ya demostró su éxito, pues hace 10 años el índice de anemia se mantenía constante, no disminuyó, y en el 2019 hemos reducido la prevalencia de anemia infantil de 43,5% a 40,1%”.

La anemia (deficiencia de micronutriente, básicamente hierro) sigue siendo un problema de salud pública grave, acentuado por las desigualdades económicas, sociales y culturales. Al 2019, la anemia afectó al 40% de niñas/os menos de 36 meses a nivel nacional, teniendo un gran impacto en el desarrollo social, emocional, cognitivo y motor.

La lucha contra la anemia ha sido abordada en diferentes planes sectoriales, por ejemplo el “Plan Nacional de Reducción y Control de Anemia en la Población Materno Infantil y la Desnutrición Crónica Infantil en el Perú, 2017–2021”, elaborado por el Ministerio de Salud, y en otros como  el “Plan Sectorial para Contribuir con la Reducción Crónica Infantil y la Anemia en Niñas y Niños Menores de 36 meses, 2017-2021” del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. Al 2018 se ha formulado y promulgado el “Plan Multisectorial de Lucha Contra la Anemia”, planteando una articulación intersectorial (entre ministerios) e intergubernamental (es decir abarca los 3 niveles de gobierno: nacional, regional y local) de intervenciones, priorizando la gestión articulada en los territorios con mayor prevalencia de anemia, estableciendo responsabilidades, resultados, indicadores y metas anualizadas al 2021 para los actores involucrados.

El plan multisectorial está enfocado en 5 componentes estratégicos: i) Gestión territorial; ii) Movilización social, iii) Estrategia comunicacional, iv) Alineamiento de incentivos y v) Seguimiento y evaluación.

i) Gestión territorial: Toda intervención que busque atender un problema específico se debe gestionar considerando la realidad y necesidades de una población local, teniendo en cuenta sus características culturales, demográficas, sociales y económicas, permitiendo una intervención integral, multisectorial, siendo el Alcalde quien lidera la implementación articulada de políticas universales y su adecuación a las particularidades de los grupos poblacionales de su territorio.

ii) Movilización social: Entendida como la participación efectiva de todos los sectores y actores a nivel nacional, regional y local, con la finalidad de sensibilizar a través de actividades de promoción, información y difusión. Considera la participación de los promotores de desarrollo social de los programas sociales disponibles localmente (personal de salud del Midis, maestros del MIMP, entre otros), así como el fortalecimiento de capacidades de los Gobiernos subnacionales, gestores de programas, comunidad, líderes y agentes comunitarios.

iii) Estrategia comunicacional: Entendida como herramienta que sirva para informar objetos, avances y resultados, así como herramienta de monitoreo del plan, mediante una comunicación efectiva, debidamente gestionada y contextualizada.

iv) Alineamiento de incentivos por resultados: Los mecanismos de incentivos son una herramienta en la gestión para la lucha contra la anemia, pudiendo ser monetarios o no monetarios propuestos para los gobiernos regionales, monetarios como el Fondo de Estímulo al Desempeño o de carácter Local como el Plan de Incentivos Municipales, no monetarios como el Sello Municipal.

v) Seguimiento y evaluación: Será liderado por la Comisión Interministerial de Asuntos Sociales (CIAS), cuya Secretaría Técnica está a cargo del Midis. Establece que para el seguimiento de los resultados (inmediatos e intermedios) se dispone del Observatorio de Anemia Administrativo por el Midis. Respecto a la evaluación del plan, se hará en base al cumplimiento de los objetivos y medición del avance de los indicadores de resultados.

También es una limitante la insuficiente cobertura de los servicios de salud para atender a la población objetiva, situación que se observa tanto en las áreas urbanas como rurales, por lo que hay que llegar a la población a través de otros servicios de salud, como los privados o de la seguridad social, que complementan la atención que ofrece el Ministerio de Salud; de tal manera que permita mejorar la efectividad de la suplementación y los servicios de consejería nutricional y de atención de los niños. En ese sentido, el Minsa debe mantener el rol rector de la salud a nivel nacional, regional y local.

Otra limitante, a nivel de la población, es la baja priorización del problema de la anemia al ser una condición generalmente asintomática. Los padres de familia y autoridades no logran sensibilizarse sobre el impacto que tiene en el desarrollo de los niños, por ello es preciso trabajar el tema con las organizaciones sociales para movilizar a la sociedad en la realización de acciones efectivas y sostenibles para prevenir y tratar la anemia. También es necesario que estas acciones tengan un adecuado abordaje intercultural, de género y por regiones geográficas.

Quedan aún varios temas a fortalecer en la lucha contra la anemia, uno de ellos es el relacionado al diagnóstico y al empleo de biomarcadores del metabolismo y estado de hierro y de otros nutrientes. Es necesario considerar una capacitación adecuada al personal de salud y el empleo de equipos calibrados en la medición de la anemia, tanto en los establecimientos de salud como a nivel poblacional. Sería muy útil contar con métodos validados que empleen tecnologías no invasivas para medir la hemoglobina. El empleo de puntos de corte de anemia en condiciones fisiológicas de salud y de enfermedad, las causas de la alta prevalencia de anemia en los primeros seis meses de edad y los mecanismos de adaptación de la hemoglobina a la altura son todavía asuntos por investigar.

Compartir
Artículo anteriorDeja de vivir en piloto automático, vive tu propósito
Artículo siguienteGRUPO SODEXO PERÚ SE CONSOLIDA EN SU CATEGORÍA COMO LA MEJOR EMPRESA PARA EL TALENTO PERUANO
Licenciado en Administración de Empresas, egresado de la Maestría en Gobierno y Gestión Pública, con especialidades en Gestión Integral de Conflictos Sociales, Derecho Constitucional y Procesal Constitucional, Gestión de Salud, Comercio Internacional, Marketing y Planeamiento Estratégico. Con más de nueve años de experiencia en el sector público y diecinueve años de experiencia en el sector privado, desempeñando cargos gerenciales y de alta dirección.

Deja un comentario