Vergüenza Panamericana: El Decreto de Urgencia que pondría en peligro el legado de Lima 2019

0
Lima-2019-Legado-en-Riesgo

Esta situación ha generado un claro rechazo de diferentes ministerios, generando una suerte de Civil War que tiene al presidente Vizcarra en medio de dos bandos.

Los Juegos Panamericanos Lima 2019 fueron una muestra irrefutable de la grandeza que puede mostrar nuestro país cuando pone todos sus esfuerzos en lograr el objetivo. Una de las razones por las que la inversión de 4 mil millones de soles valía la pena, era el legado que estos Juegos dejarían para el desarrollo y fomento de las distintas disciplinas deportivas de nuestro país. Sin embargo, todo estaría en serio riesgo gracias a un Decreto de Urgencia con intenciones que dejan muchas dudas.

Entremos en contexto. Para la ejecución de los Juegos Panamericanos Lima 2019, se creó un grupo de trabajo denominado “Proyecto Especial para la preparación y desarrollo de los XVIII Juegos Panamericanos del 2019” que, en su momento, estuvo liderado por Carlos Neuhaus y llevó a buen puerto la planificación y ejecución del evento.

Al cierre de los Juegos, el presidente Martín Vizcarra resaltó la importancia de la millonaria inversión realizada para el fomento y desarrollo del deporte a nivel nacional. La infraestructura implementada durante los juegos incluyó villas deportivas, la remodelación de la Videna, la Villa Panamericana con 1096 departamentos que, salvo los que se otorgarán a los medallistas, se pondrán a la venta, y otros espacios de primer nivel que servirían de punto de partida para que diferentes federaciones puedan dedicarse de lleno a impulsar a un nivel mucho más competitivo sus disciplinas.

Vizcarra en Lima 2019
Foto: Agencia Andina

Sin embargo, a 4 meses de concluida la competencia, aún no se establece qué entidad manejará “el legado” de Lima 2019. Hablamos no solo de infraestructura, sino también de un presupuesto millonario (de aproximadamente 42 millones de soles) y de cuantiosos ingresos por administración y convenios. Un botín nada despreciable.

Lo lógico sería que el manejo del legado heredado de los juegos se distribuyera a las entidades o ministerios correspondientes: que el Ministerio de Vivienda se encargara de administrar y ejecutar la venta de los departamentos de la Villa Panamericana o que la Videna regresara a la administración del Instituto Nacional del Deporte (IPD), etc. No obstante, al parecer hay otros planes.

Este es el borrador del polémico Decreto de Urgencia que tiene al presidente Martín Vizcarra entre dos bandos 🔽

PDU_LEGADO__7.12.19

 

El equipo de investigación de Depolítika pudo acceder al borrador de un Decreto de Urgencia que estaría próximo a ser anunciado por el presidente Martín Vizcarra la próxima semana. Con dicho documento se pretende entregar el control de todas las infraestructuras y del plan para el fomento del deporte a nivel nacional al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) y, ahí está el truco, modificar la finalidad del Proyecto Especial Lima 2019, con lo que este sería el ente ejecutor encargado de hacerse cargo del ahora codiciado legado.

El detalle está en que las funciones por las que fue formado el equipo del Proyecto Especial culminan en diciembre de 2019, con lo cual este desaparecería. Según fuentes consultadas por Depolitika, la intención es que, con la aprobación del DU, este equipo no solo se mantenga, sino que, además, gane ceros con una partida presupuestal propia para lograr el objetivo de “fomentar el desarrollo del deporte peruano”.

El borrador señala que el MINCETUR y el equipo del Proyecto Especial estarían a cargo de toda la infraestructura y de los presupuestos, por un lapso de 6 años. El problema está en que no es igual de claro al señalar las razones por las que sería el MINCETUR el ente encargado, con apuntes al margen de la página indicando, claramente, que se debe desarrollar mejor este apartado, que se limita a indicar que este ministerio es idóneo porque permitiría la organización de eventos deportivos internacionales y sería capaz de difundir y fomentar el desarrollo del deporte a nivel nacional, de acuerdo con lo previsto, mencionando incluso la importancia de Promperú para lograr este objetivo.

Fuentes fidedignas señalan que, en el MINCETUR, al conocerse esta iniciativa, hubo sorpresa y una aceptación tácita del encargo, en vista de que “si esto es lo que el Ejecutivo nos encomienda, lo haremos”.

El documento también señala que el IPD no puede hacerse cargo de esta tarea debido a que se encuentra en un franco proceso de reestructuración y fortalecimiento. En ese sentido, la pregunta que se cae de madura es ¿por qué negarle esa responsabilidad a una entidad especializada que, precisamente, se reestructuró para dirigir de mejor manera los presupuestos y el desarrollo del deporte competitivo nacional? ¿Por qué no encargarlo mientras tanto al ministerio de Educación o al ministerio de Vivienda, o mantenerlo por uno o dos años máximo en el ministerio de Transportes? ¿Por qué 6 años?

Esta situación ha generado un claro rechazo de diferentes ministerios, generando una suerte de Civil War que tiene al presidente Vizcarra en medio de dos bandos: el de los ministerios y entidades especializadas que quieren evitar el riesgo de darle todo el poder a una entidad que no dispone del expertise para lograr los resultados esperados, y el del Proyecto Especial que busca mantenerse más allá de los tiempos y las tareas para las que fue creado, contando para ello con el apoyo de Natalia Rey de Castro, Jefa de la Oficina de Coordinación de Riesgos y Legado de Lima 2019, una figura muy cercana al Ejecutivo que estaría detrás de este polémico Decreto de Urgencia.

¿Quién tendrá la última palabra? El futuro de las federaciones y deportistas nacionales está en este momento en la cuerda floja.

Este artículo es el primero de una investigación en tres entregas que se publicará en Depolitika.pe.

Deja un comentario