Foto: Andina.

Enviado especial Paul Caso, máster en periodismo y comunicador institucional

Sin dudas ni murmuraciones, la presidenta de IPAE Asociación Empresarial, Elena Conterno, cuestionó la falta de transparencia de empresas en el financiamiento de partidos políticos de distinta tendencia, hechos que dañan al sector empresarial en su conjunto, mensaje que fue escuchado por unos mil empresarios en la ceremonia de inauguración de la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE Ejecutivos 2019) en Paracas, Ica.

“Queremos decir fuerte y claro que rechazamos estos actos ausentes de transparencia y esperamos que no se repitan jamás. Estos hechos nos deben consternar a todos y reiteran que tenemos una institucionalidad frágil y resaltan que los beneficios de la economía de mercado y el sistema democrático no están llegando a todos los peruanos”, expresó Conterno bajo la atenta mirada de los asistentes.

Admitió que estos hechos, inclusive vinculados a actos de corrupción, nos deben consternar a todos, como empresarios, políticos, autoridades y líderes, reconociendo con humildad que en muchas ocasiones “no hemos tenido a todos los peruanos y la ética al centro de nuestras decisiones; nos toca reconocer que tenemos un trabajo pendiente muy grande para lograr oportunidades en beneficio de todos los peruanos”.

En ese sentido, sostuvo que ahora corresponde poner al ciudadano al centro del funcionamiento del Estado, los partidos políticos y las empresas en alusión a las protestas sociales que hoy sacuden a países vecinos como Chile, Bolivia y del mundo entero por una ciudadanía que exige más democracia, equidad y mayor calidad de vida.

“Perú ha logrado avances importantes en reducir la pobreza y dar acceso a los servicios básicos, pero estamos aún muy atrasados en la calidad de los servicios, así como en institucionalidad”, aseveró.

En este contexto, la presidenta de IPAE dijo que resulta totalmente pertinente y urgente el tema de esta edición de CADE: “Perú: Una economía de mercado para todos”. Literalmente para todos. Ese es nuestro gran reto, construir un Perú en que todos, por el solo hecho de haber nacido acá, tengan suficientes oportunidades para poder desarrollarse.

“Pensemos también en cómo debemos cambiar a nivel personal, como empresa y como sociedad. La reflexión no concluirá en esta Conferencia, pero ojalá marque un punto de inflexión, un antes y un después, en que coloquemos a todos los peruanos y la ética al centro de nuestras decisiones”, insistió.

Por su parte, el presidente de CADE Ejecutivos 2019, Luis Estrada, manifestó que este año es uno de los más difíciles y complejos para nuestro país por tan severa crisis institucional y del sistema democrático debido a las graves fricciones políticas, cierre del Congreso, destapes de corrupción y precariedad en el liderazgo orientado a satisfacer “apetitos personales”.

Añadió que el crecimiento económico debe ir de la mano del fortalecimiento del Estado de Derecho y la institucionalidad para combatir la informalidad que afecta al 70% de la economía, así como la lucha contra la corrupción, el contrabando y la minería ilegal.

Precisó que el país debe recuperar sus tasas de crecimiento por encima del 5% anual a nivel del Producto Bruto Interno (PBI) para que en el año 2050 el Perú tenga una clase media pujante.

DESAFÍOS POLÍTICOS Y TECNOLÓGICOS

En la primera sesión de CADE Ejecutivos 2019, el periodista Andrés Oppenheimer expuso el tema “Los desafíos políticos y tecnológicos de América Latina en tiempos de convulsión” y dijo que una de las prioridades del país debe ser la solución de los problemas de corrupción en democracia.

“No hay que dejarse engañar por charlatanes que piensan que todo está mal”, dijo el columnista, quien considera que el Perú está lejos de una convulsión social por las bases sólidas de su crecimiento económico que ha reducido la pobreza.

Deja un comentario