Foto: Aire de Santa Fe.

Evo Morales presentó su renuncia irrevocable a la Presidencia de Bolivia, el último domingo, debido a la gran presión social y la dimisión escalonada de su Gabinete Ministerial.

“Estoy renunciando para que mis hermanas y hermanos dirigentes, autoridades del MAS no sigan hostigados, perseguidos, amenazados. Quiero decirles la lucha no termina acá, vamos a continuar con esta lucha por la igualdad y la paz. Lamento mucho este golpe”, aseguró el ahora ex presidente boliviano.

Morales apareció en la televisión de su país para anunciar su dimisión al cargo, luego de lamentar un “golpe cívico” y el repliegue de la Policía a sus cuarteles en los últimos días.

Asimismo, acusó a Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, líderes opositores, de instar este golpe para sacarlo del poder. Pidió a ambos que “no maltraten” a los bolivianos y les “dejen de patear”.

Remarcó que permanecerá en el trópico de Cochabamba, zona boliviana donde Evo Morales comenzó su carrera política, luego de los rumores acerca de su salida del país.

“No tengo por qué escapar”, afirmó Morales, porque “no he robado nada (…) Mi pecado es ser indígena, dirigente sindical, cocalero”.

Deja un comentario