Foto: Perú21.

La fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, formuló una denuncia constitucional contra Javier Velásquez Quesquén (APRA) y Marvin Palma (Cambio 21), ambos miembros del Congreso disuelto, así como al ex contralor Edgar Alarcón por sus presuntos vínculos con la organización criminal denominada ‘Los Temerarios del Crimen’.

La titular del Ministerio Público señala que los dos ex parlamentarios serían los responsables del delito de tráfico de influencias agravado, mientras que a Alarcón por el presunto delito de cohecho pasivo propio.

Según la Fiscalía, Velásquez y Palma habrían gestionado una reunión entre el entonces alcalde de Chiclayo, David Cornejo Chinguel, con el ex contralor Edgar Alarcón en el año 2016, a cambio de beneficios económicos.

En la reunión entre la ex autoridad edil y Edgar Alarcón, donde también participaron Velásquez y Palma, se habló sobre el levantamiento de las cuentas corrientes de la Municipalidad Provincial de Chiclayo.

Los miembros del Parlamento disuelto también habrían asegurado el levantamiento del congelamiento de las cuentas, según la tesis fiscal.

Las investigaciones apuntan a que el ex alcalde sería la cabeza de la presunta organización criminal ‘Los Temerarios del Crimen’, acusada de usar la administración de la Municipalidad de Chiclayo para obtener beneficios económicos ilícitos.

También se les vincula con el cobro de coimas a cambio de licencias municipales, corrupción n la ejecución de obras públicas, malversación de fondos, entre otros delitos.

Deja un comentario