Monopolio Cervecero (Parte II): De cómo el ISC le hace el juego a Backus (y le da el tiro a la industria cervecera nacional)

0

Una modificación ejecutada por el gobierno que ha encendido todas las alarmas en el reducido sector cervecero 100% peruano. Además de ser aplastado y casi desaparecido literalmente por el monopolio, el gobierno lo ahoga todavía más.

¿Acaso se pretende desaparecer a la competencia de la poderosa Backus del mercado?

Decreto Supremo que modifica el Impuesto Selectivo al Consumo aplicable a los bienes del Nuevo Apéndice IV del TUO de la Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo y el Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta DECRETO SUPREMO Nº 181-2019-EF. 15 de junio 2019.

MARTÍN ALBERTO VIZCARRA CORNEJO Presidente de la República

CARLOS OLIVA NEYRA Ministro de Economía y Finanzas

En junio de este año el ministerio de Economía y Finanzas decidió variar la manera de cobrar el Impuesto Selectivo al Consumo a las cervezas. Cambió un sistema en el que la empresa que más gana, obviamente, paga más impuestos, por un mecanismo sospechoso e incomprensible.

De la noche a la mañana con el Decreto Supremo 181-2019-EF se cambiaron las reglas de juego, nuevamente en desmedro de la pequeña industria peruana. Se modificó la fórmula de cobro del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) y se implementó un sistema que solo beneficia a la concentración de cervezas. En la práctica, se elevó el impuesto para las cervezas más económicas y se redujo el pago para las cervezas del monopolio.

Una de las empresas que participan de la pequeña parte del mercado que deja la concentración de cervezas, explicó a Perú 21 el impacto real de esta modificación.

“El Grupo AJE afirmó que la ley promulgada por el Ejecutivo que aumenta el Impuesto Selectivo al Consumo a las bebidas alcohólicas perjudica a las cervezas más económicas, incrementan en más de 40% el pago de impuestos y beneficia a las más caras de propiedad de la empresa monopólica, que disminuye en 30% el pago de sus impuestos, perjudicando así los consumidores”.

Las cervezas más baratas desaparecerían, tendrán que elevar sus costos, lo que hará imposible competir con el monopolio.

Antes del Decreto Supremo 181-2019 el sistema para el pago del ISC era mediante una fórmula mixta: Las empresas pagaban S/1, 68 por litro de cerveza más un porcentaje de 35% del precio de venta al público. Con este sistema el que más caro vendía, pagaba más impuestos, como ocurre con cualquier otra industria.

Sin embargo, en el 2018, Backus, apelando a la buena fe (y al exceso de confianza del fisco), aplicó una fórmula modificada (amparándose en una consulta a la CAN) sin comunicarla al Estado peruano. Gracias a esta modificación, Backus pasó de los S/. 2.28  por litro que pagaba en el 2017, a pagar solo S/. 1.68 por litro en el 2018.

Parece una cifra irriosoria, pero para una empresa que controla casi la totalidad de las marcas comerciales de cerveza en el Perú, y que vende aproximiadamente Mil Quinientos Millones de Litros de cerveza al año, esto significó un ahorro de US$ 258 millones de dólares en el Impuesto Selectivo al Consumo, obteniendo una ventaja injusta con respecto a los cerveceros nacionales, que pagaron según el esquema oficial.

De más está decir que la subida de precios experimentada en las principales marcas de cerveza, ahora propiedad de un solo dueño, no tenía justificación alguna.

El MEF nota «la jugada» del monopolio y toma una drástrica decisión

Al hacer el balance final del 2018, el Ministerio de Economía y Finanzas notó la movida de Backus y tomó acciones para recuperar la recaudación perdida. El resultado, un nuevo sistema de ISC que obliga a que todos, grandes y chicos, paguen por igual S/. 2.25 por litro de cerveza, sin importar el precio o el volumen de ventas.

Lamentablemente, este cambio, lejos de equilibrar la balanza, representa un duro golpe para las expectativas de los productores nacionales, que se ven obligados a subir sus precios de venta final, incapaces de competir con el control y las espaldas financieras de Backus, ahora propiedad de AB Inbev.

ISC Cervezas

Marco Camacho, Director General de Política de Ingresos Públicos del MEF, explicó que dado que la cerveza es la bebida alcohólica de mayor consumo en el país, “hemos optado, al igual que otros países, por darle un esquema de tributación especial separándolas del resto de bebidas alcohólicas”.

Antes de la publicación del DS el viceministro de Economía, Michel Canta, descartó que los cambios realizados generen un incremento de precios pues el nuevo sistema es equivalente al anterior.

Pues no fue así, la cerveza subió y no fue la pequeña industria la que incrementó los precios, fue el monopolio de la ahora todopoderosa Backus (AB Inbev) que informó a los medios, casi de inmediato, del incremento en sus productos.

Diario Gestión. 4 de julio “Cervezas Cristal, Pilsen y Cusqueña suben sus precios en 10% por cambios en el ISC. Backus afirmó que decisión se aplica a su portafolio de cervezas, sin incluir sus presentaciones de un litro, cuyos precios no serán incrementados”.

El precio de la cerveza (luego de la reciente alza del impuesto selectivo al consumo) no tendría porqué haber subido en el mercado al público, afirmó el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva para la agencia Andina.

No tendría, pero subió, el poderoso monopolio incrementó los precios.

¿Serán estos todos los beneficios que tiene el monopolio de AB Inbev? ¿Sus números están en orden? ¿Pagan la totalidad de sus impuestos? ¿Por qué justos (la industria nacional) pagan por pecadores?

Backus continúa con su juego de cifras, mientras la industria cervecera nacional a duras penas subsiste y la Ley Anti Monopolios continúa encarpetada. Y hay más que contar, pero eso ya lo compartiremos en la tercera entrega de este informe especial de Depolitika.

Deja un comentario