Foto: Confiep.

Lima, 14 de agosto 2019.- El clima de inestabilidad que se vive en el país desde hace algunos meses -agudizado en los últimos días tras el conflicto en Arequipa por el proyecto minero Tía María- ha generado que varias actividades económicas en el territorio nacional no se desarrollen con normalidad, poniendo en peligro puestos de trabajo y el bienestar de las familias peruanas.

En ese sentido, Julio Pardavé, presidente de la Asociación de Gremios de la Pequeña Empresa del Perú (PYME Perú), que representa a más de 30 gremios de la pequeña y mediana empresa, alertó que su sector ha sido impactado económicamente, con preocupantes consecuencias en los indicadores de empleo.

“Por ejemplo, un taller de metalmecánica de Villa El Salvador ha despedido recientemente al 50% de sus trabajadores y su capacidad productiva ha bajado al 20%. Otro caso ocurre en el Centro de Calzado de Trujillo donde la capacidad de producción ya descendió a su cuarta parte con una tasa de despido del 30%”, señaló Pardavé.

El líder gremial criticó al gobierno por no promover la institucionalidad en el país. “¿Cómo va a avanzar un país si estamos quitándole fuerza de trabajo a la pequeña y mediana empresa?”, sentenció.

Arequipa ha perdido $ 800 millones por protestas

Por su parte, Jessica Rodríguez, Presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa señaló que las pérdidas económicas de la región ascienden a 800 millones de dólares desde que se iniciaron las movilizaciones en contra del proyecto Tía María.

Añadió que más de 500 toneladas de hortalizas diarias no han podido ser distribuidas a sus destinos debido al bloqueo de carreteras, perjudicando a más de 20 mil agricultores. Otros sectores económicos de Arequipa que han sido afectados han sido el turismo con más del 50% de paquetes turísticos cancelados, así como el ganadero que vio como 900 mil litros de leche  se desperdiciaron diariamente al no ser comercializados.

Estamos llenos de frustración y de indignación por lo que ha sucedido. Hemos estado secuestrados porque nos han bloqueado todos los ingresos a nuestros puertos, a nuestras carreteras, a nuestros aeropuertos, imposibilitando el acceso libre al que todos tenemos derecho”, enfatizó enérgicamente Jessica Rodríguez, presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa.

“Con este conflicto nos hemos dado cuenta que Tía María se ha convertido en una excusa, no en la causa, y que no se trata del proyecto en sí, sino de cómo funciona la democracia en nuestro país”, finalizó.

Estas declaraciones las realizaron durante la conferencia de prensa convocada por la CONFIEP junto a sus gremios asociados y los representantes de la pequeña y mediana empresa del país.

Información: Confiep.org.pe.

Deja un comentario