Foto: Radio Cutivalú.

César Álvarez, ex gobernador regional de Áncash, fue sentenciado a ocho años y tres meses de prisión efectiva, luego de ser acusado del delito de colusión agravada tras recibir 2.6 millones de dólares por parte de Odebrecht en el año 2011, a cambio de concesionar la carretera Chacas-San Luis.

La ex autoridad regional escuchó su sentencia mediante una videoconferencia desde el Penal de Piedras Gordas, donde él se encuentra recluido.

El argumento de la Fiscalía fue corroborado por Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en el Perú, durante el último interrogatorio en Brasil, en el mes de abril.

El ex funcionario de la constructora brasileña indicó que los pagos a Álvarez se hicieron mediante asesorías fantasmas a Dirsse Valverde, hombre de confianza del ex gobernador, quien figura con el codinombre de ‘Darth Vader’ en los registros de la Caja 2 de la empresa, así como depósitos en una offshore en Hong Kong, denominada Cirkuit Planet Ltd.

Deja un comentario