“Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”, esas fueron las palabras con las cuales Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, juramentó como “presidente encargado” del país sudamericano, en medio de una multitud que se contaba por miles en las calles.

A las pocas horas, mandatarios de distintos países expresaron su respaldo al nuevo régimen que se alzó para hacerle frente al gobierno de Nicolás Maduro, el cual fue ratificado en unas elecciones fraudulentas ocurridas en mayo del año pasado.

Estados Unidos, la mayoría de gobiernos del denominado Grupo de Lima, entre ellos el Perú, y varios países de la Unión Europea, entre otros, reconocieron a Juan Guaidó como presidente del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en una clara condena a la dictadura de Nicolás Maduro.

Para Henry Rafael, director del Instituto de Comunicación Política y Gobierno (ICPG), lo sucedido en Venezuela demuestra que solo la unidad de los países latinoamericanos fue capaz de darle energía al pueblo venezolano que por años luchaba por erradicar un poder dictatorial.

“Es sintomático que el mismo Barack Obama no se haya atrevido a hacer lo que hoy hace el gobierno de Donald Trump que es dejar de reconocer a un gobierno como el de Maduro que ha infringido todas las leyes internacionales de la democracia”, afirmó en una entrevista otorgada a la cadena CNN.

Afirmó que, en caso de que Maduro no quiera salir del poder, este rechazo internacional debe traducirse en un bloqueo general “hacia todo lo que es Venezuela”, así como la suspensión de toda compra de petróleo al Gobierno venezolano por parte de los países que le han dado la espalda al chavismo en Venezuela.

Por su parte, la periodista venezolana Laura Castellanos, al ser consultada por DEPOLITIKA.PE, señaló que Nicolás Maduro, en el mensaje que dio tras conocerse la autoproclamación de Juan Guaidó, tiene la intención de entornillarse en el poder, al afirmar que quieren propinarle un golpe de Estado por parte de países como Estados Unidos.

Indicó que, pese a este acto, Juan Guaidó no podrá asumir el cargo a la brevedad porque Nicolás Maduro tiene en sus manos varios poderes dentro de Venezuela, entre ellos, a las Fuerzas Armadas. Sin embargo, aseguró que este es el inicio de una nueva etapa en la madurez del pueblo venezolano.

“La oposición es más madura y eso quedó plasmado en la forma cómo la gente ha reaccionado. La gente sabe que no es que hoy (ayer) se acabó Maduro y empieza Guaidó. La gente sabe que este 23 de enero es el inicio de un cambio donde ves un país más consciente de lo que está pasando”, indicó Castellanos, al destacar también la unión entre todos los venezolanos que salieron a las calles a protestar contra Maduro.

Asimismo, consideró simplista decir que a Guaidó lo impuso el Gobierno de los Estados Unidos, sin embargo, esto sirve solo para un discurso de un gobierno que está en crisis como el de Nicolás Maduro.

Al referirse a los pronunciamientos internacionales, Castellanos indicó que este tema es muy delicado debido a que los países que se muestran en contra de Maduro están invirtiendo en Venezuela.

Por ello, consideró necesario que estas naciones que hoy se muestran en contra del régimen chavista también corten relaciones comerciales, porque ahí se le corta el financiamiento a la corrupción y el régimen de Nicolás Maduro.

En tanto, Aldo De Santis, asesor de la Dirección de Participación Ciudadana de la Asamblea Nacional de Venezuela, aseguró que los hechos ocurridos ayer en Venezuela se pueden resumir en la palabra “esperanza” para todos los venezolanos de un cambio y una oportunidad.

Desde Madrid, ciudad donde actualmente reside, De Santis declaró a DEPOLITIKA.PE que la lucha por restaurar la democracia en Venezuela no termina con la asunción por mandato constitucional de Juan Guaidó, sino que todo recién comienza.

El funcionario venezolano destacó el apoyo de la comunidad internacional en la lucha contra el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, al considerarlo fundamental.

“No sería posible esto si no fuese por el apoyo del pueblo venezolano en la calle, pero también el apoyo de la comunidad internacional que ha reconocido que Nicolás Maduro es un presidente fraudulento, que se agotó su periodo y que está usurpando la función de presidente de la República y este reconocimiento que le ha hecho el Grupo de Lima, otros países, incluyendo Estados Unidos y Canadá, es lo que le da mayor fuerza y posibilidad al pueblo venezolano de que pronto estaremos en democracia”, manifestó.

Aldo De Santis, asesor de la Dirección de participación ciudadana de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Remarcó que todo esto representa un triunfo para todos los venezolanos al recordar que el 85% de los venezolanos quería fuera a Nicolás Maduro de la Presidencia. Asimismo, agregó que el mandatario fue elegido con el porcentaje más bajo en la historia de Venezuela.

“El tema legal, el tema jurídico se queda en segundo lugar delante de la realidad política y esta es que los venezolanos quieren un cambio. La comunidad internacional está apoyando y promoviendo ese cambio y, en el momento determinado, la Asamblea Nacional va a llenar estos espacios proponiendo, como ya lo ha hecho, una hoja de ruta (…) Se ha propuesto una ley de estatuto de transición donde se regula el mecanismo por el cual la Asamblea Nacional propone reinstitucionalizar Venezuela”, afirmó.

Finalmente, recordó que las puertas están abiertas para todos aquellos que quieran construir, tal como lo dijo el presidente encargado Juan Guaidó, quien también hizo un llamado a las Fuerzas Armadas venezolana para que ayuden a restituir el orden constitucional y, para ello, contarán con la protección de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Deja un comentario