A pesar del prolongado clima de confrontación política e institucional entre poderes del Estado, el Perú es una de las pocas economías de la región que muestra las mayores proyecciones de crecimiento para este año y el 2019 que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima en 4,1% a nivel del Producto Bruto Interno (PBI), como consecuencia del incremento de las exportaciones estimadas en 50 mil millones de dólares este 2018.

El PBI representa el valor monetario de los bienes y servicios finales producidos por una economía dentro del territorio nacional en un periodo determinado, por lo general un año, cuya evolución tiene un impacto directo, por ejemplo, en la inversión y generación de mayores oportunidades de empleo.

“La vigorosa demanda externa de exportaciones tradicionales y no-tradicionales ha estimulado las perspectivas de crecimiento en Perú”, revela el reporte del organismo internacional publicado en su reciente informe regional de “Perspectivas Económicas: Las Américas”.

El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) precisó que, no obstante la caída del precio del cobre en los últimos meses, las exportaciones peruanas ascendieron a 35,551 millones de dólares entre enero y setiembre de 2018, cifra que refleja un crecimiento de 11,5% respecto a similar periodo del año anterior.

Prácticamente, la totalidad de sectores de mayor valor agregado como el agro, la pesca, las confecciones y metal-mecánica incrementaron las exportaciones “Made in Perú” a los mercados mundiales, generando empleo productivo.
América Latina: Se enfría recuperación
El repunte de la confianza de los consumidores y las empresas, así como la mejora de los términos de intercambio comercial en el último año, impulsaron las perspectivas de crecimiento en algunas economías de los países andinos como Perú, Colombia y Chile; mientras que en el Caribe la actividad se recupera por efectos del aumento del turismo en virtud al sólido crecimiento de Estados Unidos.

En conjunto, el FMI considera que la recuperación económica en América Latina se ha estancado debido al agravamiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, a las condiciones financieras más restrictivas, a la volatilidad en los mercados de materias primas, al aumento de los precios mundiales del petróleo y una mayor incertidumbre política.

Según el FMI los pronósticos de crecimiento para América Latina y el Caribe fueron revisados a la baja con una proyección de 1,2% en 2018 y 2,2% en 2019.

Por su parte, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) estima que América Latina crecerá 1,3% este año y 2,1% el próximo año; Estados Unidos 2,9% en 2018 y 2,2% en 2019 mientras que China, la segunda economía mundial y uno de los principales destinos de las exportaciones peruanas, crecería 6,6% este año y 6,3% el 2019.
Economía peruana

A diferencia del FMI, el Banco Central de Reserva proyecta que la economía peruana logre un crecimiento del PBI de 4,0% este año y una cifra similar el 2019 impulsado por la demanda interna y la inversión privada.

Los sectores con mayor proyección de crecimiento el próximo año son construcción (7,0%), minería e hidrocarburos (4,6%), agropecuario (4,0%), electricidad y agua (4,0%), servicios (3,9%), manufactura (3,6%) y comercio (3,1%).

Además se espera que la inflación anual se ubique en 2,2% en 2018 y 2,0% en 2019.

El Reporte de Inflación “Panorama Actual y Proyecciones Macroeconómicas 2018-2019” del BCRP señala que la recuperación de la inversión privada se mantendrá con anuncios de proyectos de inversión por unos 18,500 millones de dólares en dicho periodo y concesiones para adjudicación por un monto de 3,400 millones de dólares.

Si bien el Perú continuará liderando el crecimiento entre las economías de la región, gremios como la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP) consideran que el país debería alcanzar tasas de crecimiento superiores al 6% del PBI para superar las condiciones de pobreza que aún agobian a vastos sectores de la población.

“El gobierno tiene que dedicarse a gobernar, la confrontación no va a sacar al país de los problemas económicos”, declaró recientemente Roque Benavides, presidente de la CONFIEP.

Deja un comentario