Foto: Andina

A raíz de las reformas solicitadas por el Presidente Martin Vizcarra al Congreso de la República y en específico a la referida a la nueva composición BiCameral que tendría el Poder Legislativo, la representación nacional solicitó a la Presidencia del Concejo de Ministros pueda exponer en detalle su propuesta sobre cómo, por ejemplo, estarían constituídos entonces los nuevos distritos electorales, respondiendo a su turno el premierato con una amplia exposición que tuvo lugar esta mañana.

Bajo el título “Macro distritos y micro distritos electorales, para una representación cercana” el Presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, expuso la propuesta que tendría el gobierno en términos de distritos electorales para la reforma solicitada y empezó haciendo mención a lo referido en la Constitución Política del Perú de 1979 que indicaba: “Mientras se constituyen todas las regiones, el Senado se elige en distrito nacional único” para insistir que era “Mientras se formaban las regiones”, apeló en seguida a una “lucidez descentralista de los constituyentes de 1979” acotando que “Esa visión tiene ahora la mayor urgencia de retomarse, en un nuevo diseño electoral para dar voz a la gente en sus territorios, con una verdadera mirada descentralista que integre coherentemente al país de hoy.”

Luego de exponer también sobre la nueva dinámica actual que han tomado los pueblos en nuestro país donde se resalta que las grandes ciudades (de más de 100,000 habitantes) están en aumento mientras las pequeñas poblaciones (menos de 2,000) están disminuyendo aprovechó el espacio para también referirse al fraccionamiento político que vive el país y que, en su entender, ha hecho tengamos más de 150 agrupaciones políticas a lo largo y ancho de nuestro territorio; así como que el posible disloque entre la realidad y la representación misma sea la principal causa de la actual crisis de representación que estamos viviendo.

Refiriéndose en específico a los nuevos distritos electorales, pasó a exponer lo que serían los nuevos 5 Macro Distritos (Lima metropolitana sería también considerado uno adicional) y 50 Micro Distritos Electorales, proponiendo finalmente que la composición del Poder Legislativo no debería de incrementar el número de sus miembros sino mantenerse en los 130 representantes actuales divididos en dos cámaras, una de 30 senadores y la otra de 100 diputados.

Descarga aquí la presentación del Premier Villanueva

Inmediatamente conocida la presentación, quise compartirla con algunos amigos conocedores de la materia teniendo sus siguientes opiniones al respecto:

“El artículo 189 de la Constitución señala que las circunscripciones político-administrativas son departamentos, provincias y distritos. Y el 2do párrafo precisa que el ámbito del gobierno local comprende provincias, distritos y ¡Centros Poblados!

¿Se puede hacer circunscripciones electorales a partir de provincias? Creo que no, pues afecta el sentido de la representación de quienes se ubiquen en un distrito o provincia que votará junto con otros distritos y provincias de otro departamento: ¿El electo será Representante de qué? ¿De quién?

Además, que esa propuesta corre el altísimo riesgo de ser utilizada para generar en gerrymandering en un futuro. (¡Por no decir que la agrupación que ahora proponen puede ser ya un gerrymandering!). Si en verdad creen lo que sostiene esta propuesta, hagan lo que se necesita: ¡modifiquen y reformulen la conformación de los distritos, las provincias y regiones!” (Juan Falconi).

“Existe una mala concepción “genética” creo yo del término REPRESENTACIÓN tanto en los pseudo partidos políticos y en la inmadura sociedad democrática peruana que hace que se sectorice, aglutine, distribuya el ejercicio político de gobierno… Una “repartija” territorial de votantes difiere a un equilibrio consciente de electores y la representación peruana busca votantes más no electores… Ese es el Genesis del gerrymandering muy al estilo Perú… Creo que se necesita no hablar de representación sino de concientización política del más alto nivel basada en la competencia y el resurgimiento de nuevas clases políticas” (Hernán Diaz).

Pues en efecto, coincido en que podríamos estar muy cerca a iniciar un “Gerrymandering made in Peru” …

En 1812, una caricatura política de Gilbert Stuart en Estados Unidos dejaría lo que después vendría a convertirse en un concepto de la ciencia política que trascendería en el tiempo e incluso se incorporaría como neologismo en otros idiomas. Recogía la curiosa forma que había resultado de la antojadiza selección y unificación de distritos del norte y oeste de un estado americano que se había hecho con la finalidad de obtener mejores resultados electorales. La silueta que se había formado era la de una “Salamandra” (Salamander en Inglés) y el autor de esta unificación de distritos el gobernador de Massachusetts Elbridge Gerry; naciendo asi, al jugar con las palabras y la silueta misma el “Gerry-Mander”:

Gerrymandering

Pero el término pasó de lo anecdótico y simples conversaciones en círculos políticos de la época a convertirse en sinónimo de cualquier forma de manipulación de la voluntad popular (democracia) a través del establecimiento de distritos electorales de manera tendenciosa con la única finalidad de obtener favorabilidad en cualquier acto electoral. Su institucionalización quedó definida como “Gerrymandering”, incluyéndola en el Oxford English Dictionary desde 1848.

Desde inicios del siglo XIX hasta la fecha, la ciencia política ha identificado diversidad de casos donde el Gerrymandering se ha hecho presente en el mundo e incluso ha podido ensayar algunas clasificaciones que identifican su aplicación ya sea dispersando o concentrando al electorado en tendenciosas circunscripciones electorales, para finalmente tener mayor favorabilidad a la opción preferida por sus promotores como resultado o en algunos casos incluso buscar la menor favorabilidad a la opción no deseada.

Tenemos pues que estar muy atentos a que la ocasión de reformas propuestas, no sea la oportunidad para que manipulaciones ya llevadas a cabo en otras sociedades quieran también ser replicadas en la nuestra.

Deja un comentario