Luis Rivera Ruíz, presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), destacó que la próxima ejecución del megaproyecto minero Quellaveco en Moquegua que compromete inversiones del consorcio AngloAmerican-Mitsubishi por unos 5,300 millones de dólares, demuestra la confianza de los inversionistas en el potencial geológico del país y fortalecerá el crecimiento de los clusters mineros en el sur peruano.

En entrevista realizada en su despacho del IIMP, Luis Rivera Ruíz, ingeniero geólogo con 30 años de servicio profesional en el sector minero y actual vicepresidente ejecutivo Las Américas de Gold Fields Perú, afirmó que se encuentran en la búsqueda de otro yacimiento “Greenfield” de oro y cobre.

Desde el inicio de sus operaciones hace 10 años en Cerro Corona, ubicado en Cajamarca, las inversiones de la empresa sudafricana de clase mundial ascienden a 1,500 millones de dólares en el país.

Asimismo, brindó detalles de la estrategia que ejecutarán para extender la vida de la mina al año 2040 a través de alternativas que permitan el almacenamiento de relaves y desmontes con nuevas inversiones, procesos de innovación, uso de tecnología y siete dimensiones de gestión que llevan a la práctica.

¿Qué demuestra al país y en particular a los inversionistas, la anunciada ejecución del proyecto Quellaveco, uno de los yacimientos de cobre más grandes del mundo?

Es una gran noticia y confirma que el Perú representa una plaza muy atractiva, al margen del ruido político y mediático del día a día, es uno de los destinos más atractivos del mundo para la inversión minera por su potencial geológico y naturaleza polimetálica. Además de la producción de oro, plata, cobre, zinc, plomo, molibdeno, bismuto, vanadio y estaño ahora ya tenemos litio. Entonces, Quellaveco confirma ese potencial, debemos apalancar esta riqueza y entender que la minería es el ticket de las comunidades para salir de la pobreza y, ojalá, un respaldo para otros proyectos como Tía María en el sur y Michiquillay en el norte.

¿Representa una gran señal de confianza?

Sí, una gran señal de los inversionistas y también de las comunidades y distritos, ha madurado muchísimo el diálogo con las empresas en base al entendimiento, en vista que la industria minera contribuye a su progreso; las conversaciones y el diálogo abierto permiten que el país se beneficie de la ejecución de proyectos mineros.

¿Tía María?

Sí, es un antecedente positivo de lo que pueda ocurrir pronto en Tía María.

¿El sur peruano se consolida en materia de inversiones mineras?

Se consolida y ratifica su potencial de cobre y funcionamiento de clusters en minería debido a la confluencia de actividades operativas y la transformación de infraestructura común a través del uso del puerto, la vía férrea, las carreteras, la presencia de proveedores y empresas de servicios instaladas en Arequipa; un modelo de desarrollo que debe replicarse en otras regiones en base a claros mecanismos de gobernanza y liderazgo por parte del Gobierno Central con participación del entorno regional, local, empresas del sector, las comunidades y distritos presentes.

¿La política gubernamental va en línea con lo que esperan las empresas del sector?

El Gobierno Central ha tenido claros mensajes de apoyo a la industria, incluyendo a los anteriores, no nos podemos quejar, pero hay oportunidades de mejora en materia de reglamentación y regulaciones, hoy tenemos una sobre regulación existente, pero la voluntad está dada, todos entendemos que la minería es la mejor opción de generar recursos para el desarrollo de país.

Respecto a Gold Fields Perú ¿proyectan sus operaciones más allá del año 2030?

El 2030 está confirmado en Gold Fields Perú, pero nuestra meta es el año 2040 y luego de este periodo, ¿por qué no una ampliación?, aplicando innovación y tecnología en las operaciones que estamos investigando; el recurso mineral está en la mina, solo necesitamos el espacio para colocar los relaves, el estéril, usar filtros más poderosos y con ello pasamos el año 2040.

¿A cuánto asciende la inversión prevista en Cerro Corona, una mina de cobre y oro?

La ampliación al año 2030 es del orden de 110 millones de dólares y un monto similar hasta el 2040, es decir una inversión mayor a los 200 millones de dólares en los próximos años, solo los estudios de inversión ascienden a unos 20 millones de dólares anuales.

¿Ratifican su compromiso con el país?

Gold Fields es un actor importante en el norte del Perú, hemos apostado y seguiremos apostando por el país, disponemos de los recursos minerales y sobre todo de los recursos humanos. Las 7 dimensiones de gestión comprenden aspectos de salud y seguridad, medio ambiente, social, gente, producción, costos y generación de valor.

¿Cuál es su mensaje a los inversionistas?

El ruido político es coyuntural, debemos tener presente que en los últimos 30 años el país ha demostrado ser muy estable y así continuará en los próximos 30 años, tenemos muchos metales en el territorio nacional.

¿Se alcanzará la meta de inversiones en el Perú por un monto estimado en 58 mil millones de dólares en diversos proyectos mineros durante los próximos 10 años?

Esta proyección es potencial, el compromiso debe traducirse en inversión real.

Deja un comentario