DePolítika.pe conversó con la abogada y catedrática Laura Zúñiga sobre cómo crear una cultura de transparencia y ética, a propósito de los recientes casos de corrupción vinculados al sistema judicial y otras dependencias estatales, y en el marco del próximo II Congreso Internacional de Ética y Lucha Anticorrupción el 15 de agosto.

¿Qué medidas urgentes se deben de tomar para combatir la red de corrupción y tráfico de influencias presentes en las diferentes dependencias del Estado?

La corrupción es un fenómeno social complejo, difícil de erradicar cuando existen elementos culturales que lo sustentan. Por eso, a largo plazo se impone una política educativa en valores cívicos y democráticos proyectada desde el Estado y que comprometa a toda la sociedad civil. Ahora bien, se deben plantear políticas urgentes, a corto plazo, también. Por supuesto que deberían ser propuestas en distintos ámbitos sensibles a la corrupción: la contratación con el Estado, la financiación de las campañas electorales, pero especialmente en los aparatos del Estado encargados del cumplimiento de la ley. Especialmente los aparatos policiales, judiciales y fiscales. Precisamente en estos días han salido a la luz escandalosos audios en los que se observa los contubernios entre altos Magistrados, fiscales y en CNM encargado del nombramiento y ascenso de los jueces. Sin duda este es un tema gravísimo porque si los órganos encargados de aplicar las leyes son venales, no podemos garantizar la rectitud en su aplicación y, por tanto, la confianza de los ciudadanos en el imperio de la ley decae. Si el Estado de Derecho tiene como cimientos el imperio de la ley, la reforma del sistema de elección de jueces y fiscales y del CNM es algo urgentísimo. Para que el sistema elija a los más capaces y más honestas (no siempre coinciden estos dos elementos), es preciso que sea un sistema exigente en cuanto a niveles de profesionalidad y plena transparencia en los procesos de exámenes.

Siendo una de sus especialidades temas como delitos de funcionarios y criminalidad organizada, ¿cómo se puede crear una cultura de transparencia y respeto a las leyes en las empresas privadas y entidades públicas?

Precisamente el estudio de la corrupción y de la criminalidad organizada nos enseña que uno de los grandes problemas es la infiltración de unas y otras formas de criminalidad. Las organizaciones lícitas e ilícitas colaboran entre sí en una red de tráficos de influencias, servicios, profesionales, bienes, etc. De ahí que sea clave no sólo enfocar el problema de la corrupción como un problema del sector público, sino también del sector privado. La corrupción privada es la otra cara de la moneda de la corrupción pública. Precisamente el caso Odebrecht ha desvelado sistemas de arbitraje corruptos, obras sobrevaluadas, pagos de comisiones que aumentan los precios de las obras públicas, toda una serie de formas de corrupción que discurrirían en el ámbito privado, pero que afectan finalmente a la libre competencia y a los consumidores finales. La cultura de la transparencia, del respeto de la ley y la prevención de la corrupción no es sólo una cuestión del Estado, es también una cuestión del sector empresarial y la sociedad civil.

¿Cuáles son los temas que abordará en el Congreso?

Esta vez me voy a centrar en la responsabilidad de los directivos de las empresas en la prevención de la corrupción. Es lo que se denomina a nivel internacional Corporate Governance, la gobernanza de las corporaciones. Hace un tiempo que me he acercado a la prevención de la delincuencia de los poderosos. Pues precisamente uno de los aspectos clave es la determinación de las reglas de transparencia, prevención de conflictos de intereses y, en su caso, responsabilidad de los altos directivos de las empresas en la prevención de delitos. No sólo se trata de los compliance programs, tan de moda, sino que va más allá de ello: la configuración de sistemas internos de contrapesos, transparencia y responsabilidades en las empresas.

¿Por qué es importante que funcionarios públicos asistan a este Congreso y se capaciten en temas de transparencia?

La capacitación permanente es un deber de todo profesional que pretenda estar al día en su ámbito concreto. Ahora bien, es aún más importante cuando se trata de la prevención de la criminalidad más moderna, cambiante, poderosa, compleja como lo es la corrupción. Las mil caras que posee requiere de respuestas multidisciplinares por lo que Congresos, Cursos de formación como este son de carácter obligatorio si se pretende ser eficaz en la lucha contra la corrupción. La transparencia es una exigencia en todos los ámbitos, incluso en las Universidades.

Laura Zúñiga es Directora del Máster de Derecho Penal – Universidad de Salamanca y Directora del Observatorio de la Criminalidad Organizada Transnacional

Para más información sobre el evento, ingrese a peruanticorrupcion.eventocompliance.com

Deja un comentario