Foto: Emprendices

En nuestro país algunos que dicen llamarse “liberales” han convertido  la palabra planificación en una blasfemia. A través de diversos medios de comunicación masiva, salen a desinformar ardorosamente el concepto de planificación, calificando con adjetivos como “estatistas” a los que impulsamos la planificación como un instrumento de dirección estratégica. Estos caballeros olvidan que el Estado debe ser promotor, regulador y protector de nuestro desarrollo y crecimiento. Y que estas variables no son excluyentes, son fundamentales para luchar contra la desigualdad.

Si hoy sentimos orgullo por la existencia de un impresionante legado arquitectónico, agrícola, ingeniería, vial e hidráulico es porque en el Perú antiguo existió la “tradición planificadora”. En occidente el profesor Chandler desde Harvard impulsó la planificación estratégica como una herramienta moderna. Los que la han relativizado creen que es un aporte de la revolución rusa, olvidan que ellos hablaban de una “economía planificada”. Este concepto en el Perú antiguo existió, hoy conocemos sus frutos a través de obras de alta ingeniería y arquitectura.

Con esas enseñanzas, los peruanos de hoy debemos organizar nuestro presente y proyectarnos hacia el futuro, no hay que temer a la planificación pero sí a la improvisación. Por ello, urge transitar de la improvisación a la planificación, no podemos quedarnos expuestos a la dictadura del mercado, que hoy está deslucido y totalmente desprestigiado, por la grosera manipulación que hacen los monopolios en las diversas actividades económicas. Grupos mercantilistas actúan de manera audaz y en rubros muy delicados como el de medicamentos, telecomunicaciones, financieras entre otras. Ante la vista y paciencia de INDECOPI se han distribuido el mercado, hasta llegar a la concertación de precios.

CEPLAN debe tener mayor protagonismo, el gobierno debe darle los recursos necesarios para que impulse sus actividades sin la intromisión del Ministerio de Economía y Finanzas. Debe convertirse en el gran centro de información para el gobierno y el ciudadano de a pie, en el “Think Tank” que el Perú necesita, debe construir un CzRM ( Citizen relationship Managemet) para interactuar con el productor y ciudadano en general. Debe impulsar la construcción de una visión de futuro que sea compartida por todos los peruanos. Utilizar herramientas de prospectiva,  las tecnologías de información y comunicación.

La planificación como herramienta de la dirección estratégica debe ayudarnos a planificar nuestras diversas actividades productivas, económicas, sociales y deportivas.  La planificación es fundamental en las empresas, las naciones y en nuestra propia vida personal. Es fundamental sino caemos en la propuesta incompleta como proponer “diversificación productiva”, dejando de lado la diferenciación, lo que debemos impulsar es la “diversificación productiva con diferenciación”, para de esa manera generar una ventaja competitiva. Debe ayudarnos a hacer eficiente y eficaz la gestión pública, definiendo objetivos estratégicos que orienten a obtener resultados positivos. Modernizar el Estado significa optimizar el uso de los recursos para enfrentar las grandes necesidades de nuestro pueblo.

Planificar nos da el soporte para implementar con éxito los proyectos en el gobierno nacional y sub nacional. Por ejemplo invertir con éxito en la reconstrucción del norte, el crecimiento urbano, el transporte público donde hoy impera el desorden, evitar el friaje y las inundaciones que se presentan todos los años afectando a miles de peruanos. La planificación nos ayuda a luchar contra la corrupción porque impulsa la transparencia en el uso de los recursos del Estado.

Planificar no es blasfemar, improvisar es  condenar al sub desarrollo a nuestra gran nación. Planificar es  generar bienestar social.

Compartir
Artículo anteriorHumor gráfico 12-02-18
Artículo siguienteHumor gráfico 13-02-18
@MesiasGuevara

(*)Ejecutivo Senior, Peruano, DEA en Administración de Empresas por la Universidad de Sevilla, MBA en la Escuela de Post grado de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), Egresado de la Segunda Especialización en Proyectos de Inversión Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Ingeniero Electrónico titulado en la Universidad Ricardo Palma (URP).
Ha sido Director Académico de la Escuela de Ingeniería Electrónica de la Universidad Ricardo Palma, Account Manager de Lucent Technologies del Perú, Experto en Telecomunicaciones en INICTEL. Profesor en las Escuelas de Post Grado de UNMSM, UNFV, UNJBG y UpeU.
Como Congresista de la República (2011-2016) impulsó:la ley de banda ancha, la ley de los operadores móviles virtuales, la ley de tele salud, la ley que impulsa el sistema de alertas tempranas, entre otras.
Actualmente es docente en la escuela de post grado de la FIEE- UNMSM y consultor.

Deja un comentario